Biografias.NET

Biografía de Acamapichtli

Primer Tlatoani (gobernante) de Tenochtitlán. Con él se inició la dinastía mexica que gobernó Tenochtitlán hasta la conquista española en el siglo XVI y sentó las bases de la nobleza mexica. Fue un avezado y reconocido guerrero y también integró la casta sacerdotal. Estas actividades sumadas a su ascendencia tolteca definieron su destino como tlatoani de la floreciente Tenochtitlán. Tejió circunstanciales alianzas con pueblos vecinos para acrecentar su poder y dominios territoriales.

1336

Habría nacido en Cuauhmixtitlan y fue hijo de un mexica y una princesa de Culhuacán. Justamente por la vía materna contó con ascendencia tolteca y ello, oportunamente, fue determinante para acceder al cargo de Tlatoani.

Su nombre, en el idioma náhuatl, originario de los mexicas, refiere puñado de cañas, manojo de cañas, o aquel que sujeta cañas en la mano, ahora bien, ese no habría sido su nombre original, lo adoptó para rodearse de grandeza y que ello acompañase su posición. Se habría llamado originalmente Xilechoz.

Todas las representaciones que se han hecho de su figura lo muestran empuñando una vara de cañas con la mano en alto.

Los mexicas fueron el último pueblo asentado en Mesoamérica que construyó muy valorada civilización por los aportes que hizo en materia política, religiosa, cultural, cosmológica, filosófica, artística…

1366

Comenzó su reinado, es decir, asumió de hecho la gestión de gobierno.

El Tlatoani de Culhuacán, Náuhyotl, fue quien lo eligió porque cumplía con los requisitos: era hijo de un mexica y de una de sus hijas, hecho que lo convirtió en descendiente directo de los toltecas; por otro lado, fue sacerdote y excelente guerrero.

Los tlatoanis fueron elegidos por grupos de nobles, precisamente porque el principal requisito para acceder a dicho cargo era pertenecer a la nobleza.

Dispuso de atribuciones políticas, religiosas y militares, en una o varias ciudades.

Vale destacarse que, durante su gobierno, Tenochtitlán, no gozaba de la fortaleza lograda con posterioridad, sino que era una ciudad subordinada al poder de Tezozómoc, autoridad máxima de Azcapotzalco, y jefe del Imperio tepaneca.

La incursión en campañas militares fue en favor de este líder tepaneca, y se cree que también implicó una obligación tributaria con este gobierno; mientras tanto, se habrían quedado con parte de esas ganancias, lo que les permitió expandir la ciudad de Tenochtitlán hasta convertirla en la gran ciudad mexica que fue.

Sin lugar a duda, fue un gobernante versátil e inteligente porque no dudó en unirse a los tepanecas en los enfrentamientos militares, como por ejemplo contra los Chalcas, uno de los últimos pueblos en rendirse ante los mexicas.

La alianza que tejió con los tepanecas le reportó muchos beneficios, entre ellos, la dominación sobre varios altépetl de la región.

Los altépetl fueron los asentamientos que poseían tierras, habitados por etnias de ancestros, que compartieron misma lengua y dios protector. La referencia literal del término es montaña de agua.

1367

Junto al altépetl de Azcapotzalco, capital de los tepanecas en la Cuenca de México, ubicado al oeste del lago Texcoco venció a la alianza conformada por Tepotzotlán-Xaltocan-Cuauhtitlán.

1376

Inició las Xochiyáoyotl o guerras floridas, contra los Chalcas. Consistieron en una clase guerra ritual, muy características del pueblo mexica, que implicó la alianza entre varias ciudades-estado que organizaron enfrentamientos en los que capturaban prisioneros para luego sacrificarlos en dichos rituales.

Se desarrollaron frecuentemente en épocas de sequía para contrarrestar este estado de cosas, que por supuesto, afectaba su vida.

Modificó la denominación de la capital del imperio: de México-Cuauhmixtitlán a México-Tenochtitlán.

1379

Logró una serie de sometimientos sobre diversos pueblos que expandieron su territorio, y por supuesto su poder de acción: Xochimilco, Mizquic (1382), Cuitláhuac (1393) y Chalco (1395), algunos de ellos concretados tras su desaparición física.

1383

Se realizó la ceremonia formal de su cargo que le otorgó el título de tlatoani y tlacateccatl, éste último símil al de general. Como tal, estaba a cargo del tlacatecco, un cuartel que se encontraba ubicado en Tenochtitlán, capital del imperio Azteca.

Se casó con Ilancueitl, hija de Acolmiztli, gobernante de Coatlichán.

La pareja no tuvo hijos y ello determinó que se casase con otra mujer, la descendencia era imprescindible para la continuidad del imperio y de la dinastía en el poder.

Volvió a casarse con Tezcatlamiahuatl, hija del gobernador de Tetepanco. Con ella tuvo una gran descendencia, entre ellos su sucesor, Huitzilíhuitl.

Luego, continuó Itzcóatl, como tercer tlatoque mexica; el resto de los gobernantes de Tenochtitlán descendieron de ellos.

1387

Falleció en Tenochtitlán.

Autor: Redacción Biografias.NET.


> Historia - Siguiente >>

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.