Biografias.NET

Biografía de Alejandro Severo

Alejandro SeveroAlejandro Severo fue un Emperador romano. Integró la errática Dinastía Severa que inició el comienzo del fin del Imperio Romano. Reinó 13 años (222-235). Su primo y antecesor, Heliogábalo, lo nombró heredero antes de su asesinato. Si bien luego se arrepintió, y planeó matarlo, no tuvo éxito. Respetó a los cristianos, les ofreció la construcción de templos y sumar a Cristo a las deidades romanas. Fue un amante de la literatura y la cultura. Admirador de Platón y hombre de buen corazón y generoso.

01/10/208

Nació en Arca Cesárea (actual Siria) como Marco Julio Gesio Alexiano, en la ciudad de Fenicia.

Sus padres fueron Gesio Marciano y Julia Mamea, sobrina de Julia Domna, la segunda esposa del emperador Septimio Severo. Este parentesco fue clave para acceder al trono.

Perteneció a la Dinastía Severa, que gobernó el imperio desde finales del siglo II hasta inicios del III.

Comenzó con Septimio Severo (193-211), continuó con su hijo Caracalla (198-217), Geta (209-211) hijo menor de Septimio y hermano de Caracalla, Heliogábalo (218-222) y Alejandro Severo, quien sucedió a su primo tras ser asesinado (222-235).

221

Su madre y abuela convencieron a Heliogábalo que lo nombre su sucesor y además de entregarle el título de César.

Al tiempo, Heliogábalo, se arrepintió de este nombramiento y planeó su asesinato, sin embargo, ya era tarde, y él mismo terminó siendo asesinado.

218

Fue confirmado por el senado en el cargo de emperador tras la muerte de su primo. Logró el hito de ser el segundo emperador más joven en ocupar el trono.

Por su corta edad, y la falta de experiencia, el poder y las decisiones quedaron en manos de su abuela y su madre.

Proclamó Augusta a su progenitora y fue ella quien asumió una especie de regencia y lidió con los asuntos de gobierno.

El principal consejero privado que le contrató a su hijo fue Domicio Ulpiano, comandante de la Guardia Pretoriana, y de profesión abogado.

Ulpiano, introdujo varias reformas que alivianaron la situación fiscal y económica del imperio: reducción de impuestos, construcción de acueductos, y otras obras de infraestructura que necesitaba la ciudad.

Ahora bien, su estricta disciplina causó molestia en el pueblo y dentro de la guardia; dos comandantes fueron asesinados por decisión de Ulpiano.

La venganza no tardó en llegar y el propio Ulpiano fue asesinado en el palacio, por sus pares.

Asimismo, La madre de Alejandro, se ocupó de rodear a su hijo de hombres sabios que lo asistiesen en la corrección de hábitos y lo acercó a los mejores senadores para que fuesen sus consejeros.

Terminó con el culto al dios sirio El-Gabal (dios sirio) y restauró las viejas deidades.

Todas estas medidas acercaron al emperador, y a su gobierno, a prácticas romanas tradicionales y conservadores que se habían hecho a un lado, y que el pueblo celebró.

Fue un gran defensor del senador e historiador Dion Casio, incluso, aún frente al desagrado de su madre, lo designó cónsul por segunda ocasión.

227

Se casó con Salustia Orbiana, perteneciente a una familia patricia, por supuesto: los Macrino.

Sin embargo, los excesivos celos de su madre terminaron por expulsar a su nuera del palacio. No quería que fuese una competencia y que le quitase el título de Augusta.

La exilió en el norte de África.

El emperador no volvió a casarse.

231

Creció la tensión en las provincias romanas y el emperador viajó a Antioquía para encarar y tratar de mejorar los ánimos.

Con escaso apoyo, de todas maneras, decidió lanzar una ofensiva contra el rey persa Artajerjes.

233

El resultado del combate fue malo para el ejército del emperador romano porque no logró ningún beneficio. Las milicias perdieron ímpetu y Alejandro fue calificado de cobarde.

Su contraparte, por el contrario, robusteció su poder y su dinastía gobernó unos 400 años.

Sin embargo, el traspié con los persas no amedrentó a madre e hijo y fueron contra los Germanos en la Galia. Tampoco resultó porque nuevamente no hubo plan.

El ejército romano se manifestó en su contra y decidió nombrar un nuevo emperador: Cayo Vero Julio Maximino, que era un bárbaro de Tracia.

235

Sus tropas le entregaron a Maximino la púrpura imperial y se desplazaron hacia el campamento de Alejandro, quien al conocer la noticia entró en un estado de shock y desesperación.

19/03/235 D.C

Fue asesinado junto a su madre en Moguntiacum (Germania Superior).

Post Mórtem – Consecuencias de su asesinato

El Imperio cayó en un estado de desgobierno que se denominó Anarquía del Siglo III.

Maximino no pudo ingresar a Roma y se sucedió el Año de los seis emperadores.

238

Entre los años 238 y 285 hubo una sucesión de 19 emperadores, hecho que dio cuenta de la tremenda inestabilidad política.

El imperio romano y la figura del emperador venían en caída desde finales del siglo II, cuando asciende al poder la dinastía de los Severo.

Por otro lado, y sumando a este estado de cosas crítico, se sucedieron nuevas invasiones por parte de los bárbaros del norte (Godos y Francos) que aprovecharon el vacío de gobierno romano para penetrar y tomar territorios.

Por su parte, la inflación, trepó a niveles inéditos, complicando las principales actividades económicas del imperio: agricultura, industria y comercio.

Autor: Redacción Biografias.NET.


> Historia - Siguiente >>

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.