Biografias.NET

Biografía de Ángel Vicente «Chacho» Peñaloza

Ángel Vicente Peñaloza fue un caudillo argentino que militó en el Federalismo y participó del largo período de guerras civiles. Luchó contra el unitarismo y la centralidad de Buenos Aires. Ganó muchas batallas y perdió otras tantas, sin embargo, nunca claudicó en su lucha e ideales. Líder carismático absoluto, fue muy querido entre sus lugartenientes, los riojanos, y hasta sus enemigos valoraron su figura e influencia. Fue asesinado cruelmente tras su rendición.

2/10/1798

Nació en la localidad riojana de Malanzán, a instancias del Virreinato del Río de la Plata, en el seno de una familia que ostentaba una larga y reconocida tradición en una hacienda dedicada a la ganadería.

Su formación durante los primeros años estuvo a cargo de un sacerdote de la familia, su tío abuelo Pedro Peñaloza, a quien se le debe el apodo de “Chacho” que abrevió la denominación de muchacho.

10/07/1822

Se casó con Ana Victoria Romero, una joven proveniente también de una prestigiosa familia de hacendados riojanos.

Fue su compañera de vida y lucha, sin duda, y también la madre de sus hijos: un par de mellizas que fallecieron, Ana María, y adoptaron a Indalecio, el hijo de un familiar de Chacho.

Ella también luchó contra el centralismo de Buenos Aires, espalda con espalda con su esposo, y desplegó un valorado rol social en su comunidad, especialmente ayudando a los más necesitados económicamente y asistiendo en conflictos de familia.

1826

Fue uno de los soldados más ejecutivos y fieles que estuvo bajo las órdenes del caudillo del Norte argentino Juan Facundo Quiroga.

Peleó en la Batalla de El Tala, en el marco de las guerras civiles entre unitarios y federales, contra las milicias del gobernador tucumano, el unitario Gregorio Aráoz de Lamadrid.

La victoria fue para Quiroga, el Chacho, y cía.

Fue gravemente herido con una lanza y tras dicho episodio fue ascendido al cargo de capitán.

1827

Intervino como escolta de Quiroga en la Batalla de Rincón de Valladares, que nuevamente los enfrentó al gobernador Lamadrid.

Esta vuelta no solamente ganó la contienda, sino que el gobernador renunció y se exilió en Bolivia, quedando la provincia de Tucumán bajo el control de los federales.

1829-1830

Volvió a enfrentar a los unitarios en las Batallas de La Tablada y Oncativo, aunque, esta vez sin suerte, ya que la victoria fue por partida doble para los unitarios.

1831

Tuvo una participación notable y decisiva en la batalla de La Ciudadela, que implicó la recuperación del mando en La Rioja y su ascenso a mayor del ejército federal a cargo de Quiroga.

1840

Integró la coalición del Norte, una alianza conformada precisamente por las provincias ubicadas en el norte de Argentina, contra la tiranía del gobernador de Buenos Aires, Juan Manuel de Rosas.

Por otra parte, sospechaba que Rosas había tenido algo que ver con el asesinato de Quiroga.

1841

Fue derrotado y debió huir a Chile.

1845

Organizó otra invasión a La Rioja para recuperar el territorio y derrotó a su gobernador.

Se unió al gobernador de San Juan y en el nuevo esquema de poder logró poner un gobernador en su provincia, Manuel Bustos, que lo designó como comandante del Departamento de Los Llanos.

1854

Fue designado General del ejército, ya con Justo José de Urquiza en el poder, con quien tejió un lazo de respeto y se relacionó excelentemente.

1860

Fue nombrado interventor federal de la provincia de La Rioja luego de derrotar al gobernador Bustos.

1861

Se enfrentó en una sucesión de batallas a los unitarios que habían quedado al mando del poder nacional tras desarticular la Confederación Argentina y ganar la Batalla de Pavón.

Para los unitarios, Peñaloza, era el blanco por aprehender, porque no quiso someterse a la autori9dad que ahora emanaba y se ejercía desde Buenos Aires.

Dichos enfrentamientos fueron crueles y sangrientos y aunque contó con una nutrida tropa, Bartolomé Mitre, lo derrotó en sucesivas oportunidades.

30/05/1862

Suscribió el Tratado de La Banderita, en La Rioja, con el rector de la Universidad de Córdoba, que representó a Wenceslao Paunero, jefe de los unitarios en el interior.

El acuerdo implicó la pacificación y el intercambio de prisioneros, sin embargo, los unitarios no respetaron el pacto y asesinaron a presos federales, situación que enojó enormemente a Peñaloza.

12/11/1863

Fue asesinado cruelmente por el militar unitario Pablo Irrazábal, en Olta, provincia de La Rioja, a los 65 años.

Aunque ya se había rendido ante otro oficial, Irrazábal, lo apuñaló y luego ordenó a sus soldados que le disparasen.

Cortaron su cabeza y la colgaron de un poste en la plaza de Olta ante la presencia de su familia.

Si bien el gobierno nacional, encabezado por Mitre, condenó el asesinato, Irrazábal, no fue sometido a juicio ni condenado por el salvaje crimen. O sea, su asesinato quedó impune.

Autor: Redacción Biografias.NET.


> Historia - Siguiente >>

  • Miguel Abr., 2022

    Me intereso gracias por darme la informaciòn

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.