Biografias.NET

Biografía de Felipe II

Felipe II fue rey de España, sucedió a su poderoso padre Carlos V cuando abdicó del trono. Durante su reinado se concretó la hegemonía española en gran parte de Europa y el nuevo continente. A Castilla, Aragón, Navarra, Países Bajos, el Franco Condado, Nápoles, Sicilia, Cerdeña, Túnez, Milán Y Orán, le sumó Portugal y sus dominios africanos, Filipinas y la recién conquistada América. La gran diferencia con su antecesor fue que estableció y dirigió su gobierno desde la capital Madrid. Sus principales objetivos fueron lograr la unidad religiosa de todos sus dominios y el desafío de convertir al catolicismo a los rebeldes. Lo logró en parte a través de incursiones militares exitosas como la de Lepanto y la de Cateau-Cambrésis que lo enfrentó con Francia. Sus cuatro matrimonios tuvieron una finalidad estrictamente política; fueron el escudo de su política exterior. Su gran éxito fue la anexión de Portugal a su reino haciendo valer sus derechos sucesorios por la línea materna.

21/05/1527

Nació en Valladolid y fue apodado “el prudente”. Fue hijo del rey Carlos I de España, o Carlos V del Sacro Imperio Romano Germánico, y de Isabel de Portugal. Desde su nacimiento fue preparado para ser rey. Su padre, y varios maestros, lo instruyeron en política y milicias, e incluso, Carlos I lo dejó como regente durante sus ausencias. Perteneció a la poderosa y longeva Dinastía Habsburgo.

1543

Se casó con María de Portugal, su prima hermana. Dos años antes, los padres de ambos comenzaron a definir los detalles del enlace que por supuesto tuvo finalidades políticas.

1545

Nació el infante Carlos, y a los cuatro días falleció la reina María de una infección. Tenía tan solo 18 años cuando quedó viudo.

Asumió como regente ante la partida a la guerra de su padre.

1551

Volvió a asumir la regencia ante una nueva ausencia del monarca.

1554

Se unió en matrimonio con la reina de Inglaterra, María I Tudor, once años mayor que él. Fue también una unión política, jamás amó ni sintió pasión alguna por ella.

La reina inglesa sufrió varios embarazos psicológicos y protagonizó uno de los períodos más crueles de Inglaterra, persiguió y sometió a quienes no aceptaron la restitución de la fe católica. Falleció en 1558, presuntamente de un cáncer de útero. Su esposo jamás regresó a Inglaterra para verla ni a despedirla.

1556

Asumió como Rey de España tras la abdicación de su padre. Su tío Fernando heredó las posesiones de los Habsburgo y el Imperio Alemán, tal lo decidió Carlos I en la abdicación. De este modo la dinastía se escindió y ejerció el poder desde las poderosas Madrid y Viena.

Gobernó a través de consejos y secretarios reales, con una modalidad de administración centralizada.

Ahora bien, su gestión estuvo plagada de problemas financieros a los que no se les encontró solución y resintieron su gobierno.

Por otra parte, debió enfrentar un serio conflicto interior y familiar, por la presunta asociación de su heredero con un complot en su contra.

1559

Se casó con Isabel de Valois y tuvieron dos hijas: Isabel y Catalina.

Se enfrentó a Francia por los dominios de Nápoles y Milán, contienda que terminó a su favor con la firma de la paz de Cateau-Cambrésis.

1567

Murió la reina Isabel. Quedó nuevamente embarazada y dio a luz a una niña prematura. Ambas no resistieron las circunstancias del parto.

1568

Murió su hijo y príncipe heredero Carlos, a los 23 años, quien estuvo involucrado en un presunto complot contra él, pergeñado desde la nobleza, y con la asistencia del poderoso secretario Antonio Pérez.

Pérez huyó de España tras ser acusado de corrupción y fue uno de sus más vehementes detractores desde el auto exilio.

1570

Volvió a casarse con su sobrina Ana de Austria, quien finalmente le dio el tan ansiado heredero: Felipe III. En total tuvieron cuatro hijos varones y una niña.

1571

Obtuvo una gran victoria en la Batalla de Lepanto contra las invasiones turcas en el Mediterráneo.

1588

Intentó invadir Inglaterra, país con el cual quedó seriamente enemistado tras la muerte de su esposa María, y por el apoyo que les brindaron a los protestantes de Países Bajos. Todo terminó en un gran fracaso y en la pérdida de su poder naval.

No pudo contrarrestar las rebeliones y luchas de los protestantes holandeses que exigían su autonomía política y religiosa, que terminaron logrando en el siglo XVII.

1581

Tomó el control de Portugal y todos sus dominios tras hacer valer en las cortes sus derechos sucesorios; en 1578 murió el rey Sebastián I sin dejar descendencia. Como tío del fallecido rey, y descendiente directo, por la vía materna, del rey Manuel I de Portugal, disputó, a la dinastía Aviz, el trono.

Si bien la nobleza y los comerciantes portugueses creían que la unificación con España les traería muchos beneficios, las clases populares no lo pensaron así y se encontró con resistencias.

Invadió Portugal con el Duque de Alba al frente de la campaña y tomaron rápidamente la capital Lisboa.

Se comprometió a mantener y respetar las costumbres, fueros cargos políticos y militares, y los derechos de todos los portugueses; finalmente, las Cortes, reunidas en Tomar, lo proclamaron Rey.

1588

La enfermedad de gota lo terminó postrando. Siempre tuvo una salud delicada, pero en los últimos años de vida se resintió enormemente su estado.

13/09/1598

Murió en San Lorenzo del Escorial, a los 71 años.

Autor: Redacción Biografias.NET.


> Historia - Siguiente >>

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.