Biografias.NET

Biografía de Hipócrates

Hipócrates fue un médico griego que comparte con Galeno la paternidad de la medicina. Introdujo la novedad que la enfermedad no la producían los dioses sino fenómenos asociados a la naturaleza. Rescató la importancia de la higiene y la dieta en el goce de una buena salud. Su escuela sistematizó el cuidado del enfermo y el pronóstico. Se le debe el juramento hipocrático, aquel que suscriben y asumen quienes obtienen su matrícula de médicos, comprometiéndose a desempeñarse con honestidad y respeto. Imagen por Melek.

460 A.C.

Nació, o al menos eso se cree, en la Isla de Cos, en Grecia.

Su padre Heráclides, también ejerció la medicina y fue él quien lo animó e inspiró a continuar su legado profesional.

Cabe destacarse, que la vinculación de su familia con la práctica médica se transmitió desde varias generaciones previas a la de Hipócrates.

Inclusive, sus descendientes continuaron la tradición familiar, y sus hijos, Tésalo y Draco, estudiaron con él medicina.

447 A.C.

Comenzó a estudiar medicina guiado por su padre y su abuelo, también médico.

Luego, asistió al Asclepeion de Cos, un santuario griego destinado a homenajear a Asclepio (dios griego de la medicina).

Además, se formó en Filosofía y en otras materias.

Continuó sus estudios médicos en Egipto.

También, fue un destacado docente de medicina que formó muchos médicos en su tiempo, e inspiró a otros tantos, como Galeno.

450 A.C. - Hasta su muerte

Impuso un novedoso sistema médico, cuyos pilares fueron la observación directa del paciente y la experiencia acumulada del profesional médico.

Reunió y sistematizó los síntomas que presentaban sus pacientes para así elaborar los diagnósticos pertinentes.

Desestimó la idea que primaba hasta ese momento que las enfermedades eran producto de la decisión de los dioses; las atribuyó a cuestiones estrictamente naturales.

Introdujo las nociones de higiene y de una dieta saludable como condiciones fundamentales para mantener una salud en equilibrio.

Otra novedad que planteó fue la estrecha relación que existe entre ciertas afecciones y los estados anímicos y que se denominó teoría de los humores.

También, le prestó atención a los sueños, creyó que a través de ellos se podía determinar los orígenes de los trastornos que padecía un paciente.

Por otro lado, fue el primero en vincular las enfermedades infecciosas con el clima característico de cada estación del año.

Observó con absoluta corrección que muchas afecciones se producían cuando comenzaba tal o cual estación y que algunas eran exclusivas de un período del año.

Sostuvo que la dieta y el aire son los principales vectores de transmisión de una enfermedad y los responsables de las causas más habituales de muerte: las afecciones respiratorias agudas y las crisis diarreicas.

En su tiempo, existieron dos escuelas médicas, por un lado, la de Cos, que él mismo impulsó y que terminó conociéndose como escuela Hipocrática. Y, por otra parte, la de Cnido, llamada así porque surgió en la ciudad griega llamada de ese modo.

Presentaron visiones diferentes sobre el tratamiento de las enfermedades.

La de Cnido se concentró en el diagnóstico, mientras que la de Cos puso su atención en el cuidado del enfermo y su pronóstico.

En términos de resultados médicos, la de Cos fue más exitosa que la de Cnido, a razón que, al estar prohibido la disección de cadáveres humanos resultaba más complejo establecer qué generaba la enfermedad cuando se presentaban síntomas no habituales.

La de Cos impuso una metodología más eficiente para tratar la enfermedad y por ello resultó más exitosa.

Siglo V – IV A.C.

Escribió su obra más famosa: Corpus Hipocraticum, reunida en 70 escritos, escritos por sus alumnos, en los que se da cuenta de descubrimientos sobre: anatomía, patología, ginecología, tratados deontológicos, que incluye el famoso juramento hipocrático que asumen y recitan los flamantes graduados como médicos.

Estableció un lineamiento ético para el ejercicio de la medicina y propuso: el médico debe ser honesto, hacer su trabajo con seriedad y aplicar siempre la comprensión. Respetar a sus pares, a sus maestros y a sus pacientes.

Vale indicarse que, si bien no se usa el juramento hipocrático original, con las mismas palabras, ya que fue reemplazado por la Declaración de Ginebra que propuso en 1948 la Asociación Médica Mundial, sí se mantuvieron los principios rectores del originario.

370 A.C.

Habría fallecido a una edad longeva, no hay precisiones, en la ciudad de Larisa, ubicada en la parte central de Grecia.

Sus aportes, sin lugar a duda, revolucionaron el campo de la medicina de su tiempo, y el eje de su pensamiento se sigue y respeta aún hoy.

Incluso, tuvo que pasar mucho tiempo hasta que se volvió a considerar la grandeza y contribuciones de otro médico, tal fue el caso de Galeno, pero ya entre los años 129 y 200 D.C.

Autor: Redacción Biografias.NET.


> Historia - Siguiente >>

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.