Biografias.NET

Biografía de Quintiliano

Quintiliano fue un pedagogo, maestro de retórica y abogado romano. Figura excluyente de la teoría de la educación. Fue el primer docente pago del Imperio. Pionero de la didáctica. Representante y ejecutor de una metodología pedagógica que colocó al alumno en el centro del acto educativo. Impulsó el conocimiento de cada alumno para mejorar la transmisión de conocimientos. Fue el autor de la obra: Sobre la formación del orador: Expuso en ella: sus experiencias docentes, las condiciones que debe reunir un buen maestro, e identificó las prácticas nocivas en la enseñanza. Promovió el respeto y el amor entre maestro y alumno. Desechó los castigos corporales y avaló la corrección respetuosa de los errores o inconductas. El profesor debe ser un ejemplo de seriedad y de moralidad. Acuñó muchas novedades que siguen vigentes hoy: el recreo, el juego como instrumento didáctico, uso de trabalenguas para mejorar la dicción. Fue la fuente inspiradora del movimiento humanista durante el Renacimiento.

c. 35

Nació en la localidad de Calagurris, perteneciente a la región romana de Hispania, donde vivió durante sus primeros años de vida, luego, se trasladó a Roma, donde su padre ejerció como rétor y abogado, mientras él estudió retórica. Su nombre completo fue Marco Fabio Quintiliano.

c. 50-60

Ejerció como profesor durante 20 años en su ciudad natal.

Defendió el ideal educativo de la elocuencia perfecta. Creyó que el hombre debía ser al mismo tiempo sabio y elocuente, no le basta con la sola elocuencia para defender y hacerse responsable de aquello que dice, tampoco le era suficiente el sabio, era fundamental que fuese elocuente.

Creó el concepto de recreo; revalorizó el rol del maestro y las condiciones que debía reunir para enseñar efectivamente.

Sostuvo que el orador debería estar dotado de todos los conocimientos de la vida que resultan necesarios para desempeñarse conforme en los planos público y privado. También destacó que debía reunir condiciones moralmente buenas.

Rescató la acción formativa del ludimagister o maestro elemental.

En los niños, la principal señal de inteligencia es la memoria y se revelará por dos cualidades: aprender fácilmente y guardar con fidelidad.

Fue un férreo defensor de la educación pública, por sobre la privada, y calificó de demasiado blanda la educación doméstica; expuso las ventajas de la educación pública. Condenó los castigos corporales a los estudiantes.

Le atribuyó una enorme relevancia a la memoria y a la capacidad imitativa del niño y aquí es donde puede evidenciarse esa falta de percepción que tuvo respecto de los aspectos dinámicos y creativos que están presentes en la psiquis del individuo, y que fue una problemática constante de su época.

Propuso la incorporación de nuevas y variadas materias al currículo para evitar agotar al alumnado.

A la gramática le sumó: música, filosofía, geometría, astronomía e idiomas. Consideró que la nueva lengua debe aprenderse en los primeros años, porque en la adultez, cuesta más trabajo, especialmente, la pronunciación.

Tomó como propio el ideal de Cicerón, en cuanto a los estudios medios y superiores, que le exigieron al orador una sólida base cultural: conocimientos de historia y filosofía, y una profunda formación moral.

c. 61

Fue nombrado abogado en el Tribunal Superior Tarraconense por otro político que sería emperador, Galba.

c. 68

Desplegó exitosas carreras como abogado y profesor de retórica, gracias a la confianza de su amigo Galba, quien se lo llevó con él a Roma.

Continuó ejerciendo dichos roles durante los reinados de Vespasiano, Tito y Domiciano.

c. 69

Fue el primer titular de la cátedra de retórica latina que el emperador Tito Flavio Vespasiano instituyó en Roma. Fueron dos cátedras oficiales que se establecieron en el currículo: retórica latina y griega. Cabe destacarse que, el emperador Tito Flavio, que gobernó el imperio entre los años 69 y 79, fue el primero en legislar en materia educativa. Tomó la medida de eximir del pago de impuestos a gramáticos y rétores.

c. 81

Educó a los sobrinos del emperador Domiciano, y en su escuela de retórica se formaron otros emperadores como Adriano.

Fue designado cónsul por Domiciano, gozando de todos los privilegios que esa magistratura proveyó a quienes la detentaron.

c. 89

Se retiró oficialmente de la docencia para dedicar sus últimos años de vida a la escritura de sus experiencias docentes y sus conocimientos sobre oratoria.

c. 90

Sufrió una serie de tragedias familiares que marcaron los últimos años de su vida: la muerte de su esposa y la de dos hijos.

c. 95

Publicó su obra Instituto oratoria, la más relevante de su vida, que consistió en un tratado educativo, el más antiguo, por cierto, y que impartió enseñanzas básicas para la formación del orador.

Consta de 12 libro y no se limitó a abordar la didáctica y la metodología de la retórica, también abordó la cuestión del talento, de las tareas y obligaciones del educador, del estilo correcto de enseñanza, de educación y de tantísimas otras cuestiones pedagógicas.

En los dos primeros libros se ocupó especialmente de la organización de la educación elemental en su tiempo. Y presentó la metodología básica para la retórica.

Los siguientes libros profundizaron sobre las técnicas y elementos de la oratoria; mencionó las etapas de la inventio o invención (qué se dirá y seleccionar lo más adecuado para decirlo), la dispositio (ordenar lo que diremos de manera tal de conseguir el objetivo propuesto), e inspirado en la retórica aristotélica, describió los géneros oratorios: judicial, el deliberativo y el demostrativo.

En las últimas páginas de la obra se concentró en: las partes que componen el discurso: exordio/preámbulo/introducción, la narratio o narración de los sucesos, la argumentación, la digresión, proposición y división; la elocutio o expresión (escoger las mejores palabras y frases para conquistar y persuadir al interlocutor), la memoria, el actio (o declamación, que implica combinar eficientemente el tono con la palabra y los gestos), y los atributos, ética y deontología del orador.

La gran recomendación final de la obra fue que el alumno lea y lea, esa es la actividad más importante que debe efectuar el futuro orador.

c. 96

Falleció en la ciudad de Roma a los 61 años.

Autor: Redacción Biografias.NET.


> Historia - Siguiente >>

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.