Biografias.NET

Historia del Rómulo (primer Rey de Roma)

Primer Rey y fundador de la ciudad de Roma. Fue el iniciador del período histórico denominado Monarquía Romana. Por poco tiempo, compartió gobierno con el rey sabino Tito Tacio para consolidar la paz en la ciudad. Llegó a gobernar 38 años en los que extendió magníficamente el poderío de Roma por toda la región del Lacio y sus alrededores. Imagen: Jose Pizarro

Marzo de 771 a.C.

Llegó al mundo con su hermano gemelo Remo…

La leyenda cuenta que… En una antigua ciudad del Lacio llamada Alba Longa, reinaba Numitor, en tanto, su ambicioso hermano Amulio ideó un plan y no solo lo destronó y expulsó de la ciudad, sino que además mató a sus hijos varones para eliminar todo tipo de competencia; acto seguido, se proclamó rey y obligó a la hija de Numitor, Rea Silvia, a convertirse en virgen, de modo tal que no pudiese concebir hijos, sin embargo, fue violada por el Dios Marte y nacieron los gemelos Rómulo y Remo.

La maldad y ambición de Amulio eran tan grandes que ordenó enterrar viva a Rea Silvia y arrojar a los niños al río Tíber en una cesta para que fuesen arrastrados por el mar y aparecieran como ahogados.

Pero los planes no salieron tal lo previsto porque una loba, Luperca, encontró la cesta con los niños, los salvó y los amamantó.

Más tarde los entregó a un pastor para que los cuidase y criase junto a su esposa…

Una vez convertidos en hombres, Rómulo y Remo decidieron cobrarse venganza: mataron a Amulio y repusieron en el trono a Numitor.

La leyenda también cuenta que sobrevino otra tragedia familiar… ahora entre los hermanos, cuando discutiendo sobre quién de los dos debería gobernar la ciudad de Roma, Rómulo, mató a su hermano Remo.

21/04/753 a.C.

Comenzó a construir la ciudad de Roma sobre el Monte Palatino, una de las siete colinas que forman la ciudad, y de todas, la menos alta (50 m).

También comenzó uno de los tiempos histórico-políticos más importantes de la Antigua Roma: la monarquía romana, que culminó en el año 509 A.C., con la instauración de la República.

Tras la fundación de la ciudad, decidió poblarla sin ningún tipo de restricciones respecto de los orígenes y condiciones de las personas que quisieran hacerlo. Así es que aceptó la llegada de esclavos, refugiados, prófugos y libertos, entre otros.

Al advertir que el mayor porcentaje de la población asentada era de sexo masculino, y ante la natural necesidad de sumar mujeres para que hubiese reproducción y crecimiento poblacional, decidió improvisar un festival en la ciudad y así convocar a las tribus vecinas para poder raptar a sus mujeres; la población de los sabinos fue la más arrasada.

Al evento se lo denominó violación de las sabinas.

Esta situación generó un gran enfrentamiento entre romanos y sabinos, estos últimos les declararon la guerra a los romanos, sin embargo, antes que la sangre llegó al río, las sabinas, tomaron el control de la situación. Si perdían los romanos se quedaban sin sus hijos y maridos, mientras que si los que resultaban rendidos eran los sabinos, perderían a sus padres y familiares.

Propusieron organizar un banquete de reconciliación en el cual se gestó el cogobierno entre Rómulo y Tito Tacio, rey de los sabinos, que no duró demasiado, ya que por la muerte de este último se disolvió ese gobierno conjunto.

750 a.C.

Cogobernó Roma con Tito Tacio, rey de los sabinos, conformando la primera diarquía relevante de la civilización romana.

745 a.C.

Con la muerte de Tacio, Rómulo, quedó solo al frente de las decisiones de gobierno.

Seleccionó 100 hombres nobles de Roma para conformar el senado, que actuó como un órgano consultivo del rey; se los denominó Padres y a sus descendientes Patricios.

Por otro lado, instauró la institución de los augures (religión romana) y dividió a la población en tribus: los romanos, los sabinos y el resto de los habitantes.

Cada tribu tuvo derecho a elegir 10 curias y conformar una comunidad de varones, a la que agregaron 100 caballeros y 10 infantes cada una, que finalmente terminó por configurar a la primera legión romana.

716 a.C.

Su liderazgo político y reinado duraron 38 años.

Falleció a los 54 años y de inmediato fue divinizado como dios de la guerra. También pasó a ser uno de los principales dioses romanos.

Respecto de las causas de su muerte no hay certezas, podría haber sido una muerte natural mientras revistaba al ejército, o también se especuló de un complot entre los padres, incluyendo a los senadores, quienes, cansados de su autoritarismo y despotismo, decidieron asesinarlo para así ponerle punto final a su gobierno.

Autor: Redacción Biografias.NET.


> Historia - Siguiente >>

Escriba un comentario

Haga un aporte, crítica o pensamiento. Moderamos todos los comentarios, y su email no se comparte ni publica, como debe ser.